11/7/12

Movimiento Blossom (45 meses)


El movimiento de Ida y Vuelta evalúa el paralelismo entre los miembros anteriores y posteriores. Cuando movemos al perro en ida y vuelta lo que el juez pretende es ver como este se mueve de adelante y de atrás. El preciso movimiento en línea recta, se logra fijando un punto imaginario, determinado frente al juez y moviéndonos en esa dirección, solo así, evitaremos el famoso zigzag al movernos. Es fundamental, tener noción de cual es la velocidad en la que se puede observar mejor el movimiento posterior y delantero, que no siempre es la misma velocidad, que nos beneficia en un movimiento lateral. Es por eso que en ocasiones, sobre todo si el perro tiene un buen posterior, conviene salir detrás del juez cuando iniciamos el ida y vuelta.
Puede que hasta lleguemos a necesitar que otra persona mueva el perro para que así en carácter de observadores, podamos detectar la velocidad de movimiento que favorece, la exposición de su estructura.


La correcta angulación anterior y posterior, fruto de la posición de escápula y coxal y los huesos largos (éstos últimos del largo adecuado) hacen a la corrección en el movimiento el cual será evaluado con el ejemplar desplazándose en círculo. Cualquier alteración de este trae consecuencias que se traducen en desviaciones que alterarán el balance del movimiento, su armonía y la energía desperdiciada será proporcional al defecto. Las alteraciones en el largo de los huesos y en los ángulos que forman los mismos producen defectos en el movimiento, existiendo numerosas posibilidades.

0 comentarios: