19/3/10

Sobre precios de cachorros: ¿por qué hay labradores de 300 y de 3000 pesos en la Argentina?

A quién no le gusta hacer una buena "pichincha"? Obviamente que uno se siente bien cuando gasta poco dinero y obtiene aún así lo que quería. Sin embargo, todos sabemos que esto sucede sólo en raras ocasiones y el vendedor, pese a todo, obtiene igualmente un beneficio. Por el otro lado, también sabemos que existen "precios inflados" en muchos productos, es decir, algo que se cobra por bueno, no siempre lo es.

Qué sucede con la cría de perros de raza? Lamentablemente y por mucho que nos pese (nosotros no somos comerciantes, sino amantes de los perros), todas las reglas del Mercado también se aplican aquí. Como en todo los artículos que se venden, también hay una amplísima gama de calidades y precios; esto sucede aún más cuando la raza que se cría es una que está "de moda" como el Labrador Retriever. Y aquí, para ver la diferencia, sólo hace falta un poco de "buen ojo". Si uno quiere una mascota y no le importa que respete un patrón de raza en particular, no le interesan las exposiciones y sólo quiere un amigo y una compañía, aceptando el desafío de que el perro no sea lo que esperaba, en una de esas no haya que comprar un Labrador barato, sino sea mucho más digno adoptar un perrito de la calle, que de otra forma no tiene otro destino que el de la enfermedad, el hambre y la muerte.
Si uno se decide por comprar un perro de raza y quiere que este sea bueno, como cualquier ropa de marca o material de buena calidad, obviamente que el costo será diferente. Detrás de un perro "caro" en general está siempre el respaldo de un criador, con las garantías que este ofrece, que no es poco (piense solamente en qué pasaría si su perro se enferma recién llegado a casa y la veterinaria donde lo compró no responda...). Todo buen criador busca los mejores ejemplares de la raza para que integren su plantel de reproductores. Para esto se gasta mucho dinero en perros seleccionados específicamente para la cría, dado que poseen características físicas o de carácter que uno quisiera reproducir. Muchas veces incluso hay que recurrir a perros extranjeros, con todos los costos que esto implica (sumado al intrínseco del perro, en dólares, el traslado y gastos de documentación). No se puede dejar de mencionar la calidad de vida que presentan los perros del criadero. Ningún buen perro, sano, puede provenir de un criadero que presenta varias hembras y un macho hacinados, en pobres condiciones higiénicas, reproduciendose en cada celo de cada una de las perras con la avidez de producir cachorros, comiendo comida de mala calidad (muchos labradores "puros" se crían en estas condiciones).

Un buen criador opta por alimento de la mejor calidad para sus perros, no escatima en gastos veterinarios, nunca posee más perros de los que puede cuidar y el espacio le permite (ante todo son sus mascotas) y planea los cruces entre hembras y machos de una manera responsable, buscando exaltar las buenas cualidades de uno y otro, criando una o muy pocas lechigadas al año. Cuánto cuesta alimentar a un perro con alimento de primera calidad? Hoy en día (con precios que varían de semana en semana...) alrededor de $6 diarios. Extrapolemos eso a un mes ($180) a un año ($2160) y ni nos molestemos en multiplicar por el número de perros que hay en un criadero, que en general es mayor de 3 o 4. Sumémosle a esto los gastos veterinarios previstos y ni nos imaginemos si alguno enferma. Son innumerables los gastos de cada lechigada y si además el criador expone sus perros, sumemos los costos de inscripción, viajes, estadías... En fin, cuando uno compra un perro a un criador responsable, está comprando salud, calidad en estructura física y temperamento, trabajo de socialización desde etapas tempranas de la vida; muy poco es lo que queda librado al azar. El buen criador no persigue un objetivo económico. Si eso fuera así, se dedicaría a cualquier otra cosa y no a criar perros. En general este es un "negocio" que sólo genera déficit en lo económico, el rédito es de otra índole. Pregúntele al criador si no trabaja de otra cosa. Son muy pocos y en general de marcado renombre, los criadores que logran vivir de ello. Un buen criador no vende perros "sin papeles". El certificado de Origen de la FCA tiene un costo de 34 pesos por cachorro y SOLO PUEDE SER TRAMITADO POR EL CRIADOR. Esto es ínfimo. Ningún buen criador negaría el linaje de un buen perro por no pagar este precio. Evidentemente, si no se paga, es porque el perro no proviene de una línea seleccionada. Si alguien ofrece perros "con y sin papeles", ese no es un buen criador, ese es un buen vendedor.

Bueno, ahora sí, quizás con otros ojos, quiera volver a analizar el precio del cachorro que iba a comprar. Alguna duda?

4 comentarios:

María Laura Candioti dijo...

Este artículo ha sido escrito hace más de tres años. Actualmente, a todos los valores en pesos que aquí se expresan, hay que multiplicarlos, al menos, por dos... Valga la aclaración. Saludos!!

María Laura Candioti dijo...

Nuevamente la inflación hace que tengamos que actualizar un poco. Si multiplicamos ahora por 3 los valores de los que habla el artículo, nos aproximamos bastante a la realidad. Saludos!!

María Laura Candioti dijo...

Hoy en día, lamentablemente, con la inflación desatada en el último año, tenemos que multiplicar al menos por 5 todos los valores de los que se habla en este artículo. Saludos a todos!

María Laura Candioti dijo...

A casi 10 años de haber escrito este artículo, lo único que pierde vigencia lamentablemente son los precios. Hoy tenemos que hablar de multiplicar por 12 0 15 los valores...